Como arreglar un mal día

Ayer, cuando me desperté por la mañana, ya sabía que me esperaba un día horrible. Bo es de esas veces que despiertas tan contenta y el día se va torciendo, no. Tenía un supermarrón en el trabajo y iba a tener que pringar TODO el día.

Y sí, sí. Desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la tarde menos un ratín para comer. Cuando salí de trabajar estaba lista para meterme en la cama, cerrar los ojos y no abrirlos hasta el día siguiente.

Sin embargo, me pareció que esto significaba desperdiciar todo el día. Y ya que había estado totalmente amargada, lo mínimo era intentar remontar lo que me quedaba!

Dicho y hecho: quedé con mi amiga para tomar te, y ella trajo unos pastelitos…

La hora del te

La hora del te

 

Cuando se fue, estuve hojeando el Marie Claire Idees que aún no había tenido tiempo de mirar… y vi algunas cositas que me interesaron…

MCI

MCI

MCI

MCI

 

Y ya antes de ir a dormir, estuve un ratito con mi recién llegado libro y algunos hilos y botones que serán utilizados en breve.

Todo listo

Todo listo

 

Bien está lo que bien acaba!

Anuncios

2 pensamientos en “Como arreglar un mal día

  1. Mari Carmen dice:

    Hola Laura,
    Yo también he pedido ese libro para hacer el cajón…
    A ver si vamos viendo progresos bien pronto.
    Un saludo,
    Mari Carmen

  2. Anitras dice:

    Hola¡¡¡Hay días mejores que otros…Pero es cierto que a veces empiezan a torcerse las cosas y bueno…. yo a veces estoy que solo me falta morder de rabia…;).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: